Jesús nos fortalece: Servicio Divino para la juventud

Lunes 13/09/2021

El Servicio Divino de palabra para la juventud fue realizado este sábado por el Anciano de Distrito Jorge Segarra, acompañado en el servir por el Primer Pastor Diego Roma. "El Señor nos fortalece en las aflicciones", sería el mensaje principal.


Para descargar el resumen en formato PDF, hacer clic en: Resumen

Aquí podrán acceder a los extractos en Audio y Video

Servicio Divino de palabra para la juventud – 11 de septiembre de 2021

Jesús nos fortalece

Texto bíblico:
Marcos 6:48-49: “Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles. Viéndole ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma, y gritaron.”

Mensaje: El Señor nos fortalece en las aflicciones.

El texto bíblico para este día nos relata un momento en que Jesús les pidió a los discípulos que llegaran en barca hasta la ciudad de Betsaida. Él, entretanto, subió a un monte a orar. Estando allí notó que los discípulos estaban luchando con un fuerte viento en contra. Entonces decidió ir a su encuentro, en el agua, y animarlos.

Jesús también a nosotros nos dio un encargo: el de trabajar en nuestra salvación y prepararnos para su retorno. Pero, al igual que los discípulos, a veces nos vemos expuestos a “vientos en contra” y tenemos la sensación de que no avanzamos, de que nos esforzamos en vano y que la situación no cambia.

Jesucristo conoce nuestras preocupaciones y, como lo hizo en este relato, “sale a nuestro encuentro”, pasa a nuestro lado para consolarnos. ¿Cómo lo hace? Principalmente:

? en la prédica.
? respondiendo a muchas de nuestras oraciones.
? enviándonos “ángeles”.

Jesucristo dijo a los discípulos: “¡Tened ánimo!”. Y eso mismo nos lo dice hoy a nosotros.
Queremos confiar en el Señor. Los discípulos confiaban, aunque no todas las cosas las entendían. Muchas veces en un primer momento no comprendemos qué es lo que el Señor nos está diciendo o nos invita a hacer. Pero qué importante es confiar en Él y hacer las cosas como Dios nos dice.

Lo importante es que estemos convencidos de que cada cosa que hacemos, la queremos hacer con Dios. No queremos dar un paso sin Dios.

Para Dios todo es posible. En este episodio, Jesús caminó sobre el agua. Él podía hacerlo. Él puede hacer hasta lo inimaginable. Por eso queremos confiar en Él.

Y confiamos también porque sabemos que Dios nos ama. Entonces, con esa fe le oramos que nos ayude, que nos fortalezca en el camino de la vida y en el camino de la fe.

Él nos ha propuesto algo que ningún ser humano puede dar. Nos quiere llevar a un lugar que ningún ojo humano vio. Y quiere que allí podamos tener comunión definitiva con Él. Entonces nos prepara para eso.

Las palabras que están anotadas en la Sagrada Escritura las traemos al tiempo presente. Cada uno de nosotros tiene una pequeña o una gran circunstancia. Invoquemos al Señor. Él nos quiere decir a nosotros también: ¡No temas, ten ánimo, sigue adelante!
¡Qué importante es relacionarnos con Dios en la oración! Pidámosle que nos permita vivir experiencias en la fe. Porque cuando nosotros mismos tenemos experiencias en la fe, nos afirmamos más y seguimos adelante.

Jesús nos quiere fortalecer, siempre. Queda en cada uno aceptarlo o no. Pero sepamos que Dios quiere lo mejor para nosotros. ¡Qué importante también que comprendamos que Él nos ama!

Y tengamos la seguridad de que cuando tenemos esa sensación de que no avanzamos, de que estamos remando, cuando se levantan vientos de circunstancias, situaciones que parecen que no se pueden superar, el Señor viene otra vez y nos dice: ¡Yo estoy contigo!

El Señor está siempre con nosotros y nos fortalece. Nos anima, nos aconseja y nos alumbra el camino para que podamos ser exitosos en el gran proyecto que tenemos como hijos de Dios: alcanzar la meta de nuestra fe. ¡Quedemos fieles hasta el final!

GALERÍA