El retorno de Cristo

Lunes 09/11/2020

Compartimos un resumen del Servicio Divino para la juventud de noviembre que realizó el Obispo Pablo Basso (Argentina), acompañado en el servir por el Obispo Fernando Mendá (desde Uruguay).


Para descargar un resumen de la prédica en formato pdf, por favor hacer clic en: Resumen

Si desea acceder a un extracto en video, por favor hacer clic en: Video

Para acceder al audio de la prédica, hacer clic en: Audio

Servicio Divino para la juventud – noviembre 2020

Título: El retorno de Cristo

Texto bíblico: 1 Pedro 1: 8-9: “A quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas”.

Lectura bíblica: 1 Pedro 1: 3-9 y 13

Mensaje: En el retorno de Cristo la alegría será indescriptible.

“En un mismo sentir, en la cercanía de la comunión y con el envío del Apóstol de Distrito, les damos a todos una muy cordial bienvenida”, fueron las palabras del Obispo Basso apenas iniciada la reunión. “Tenemos la oportunidad de seguir creciendo en nuestra relación con Dios, para continuar experimentando su amor, gracia y cercanía”, agregó el siervo de inmediato.

Nuestras expectativas
“¿Qué despierta en nosotros el retorno de Cristo?”. Esta pregunta se iba a convertir en la premisa del Servicio Divino. “¿Podemos hoy vivirlo? ¿Es motivo de alegría para nuestra vida?”. Estas y otras reflexiones siguieron en el servir.
El retorno de Cristo puede llegar a tener gran importancia para nuestra vida, aunque podría convertirse también en solo un compendio de frases que escuchamos a menudo. En este sentido, podría generar diferentes sentimientos en cada uno: pensar en el más allá; temor a perder la oportunidad de cumplir proyectos personales; imposibilidad de imaginar cómo será este evento. “No obstante, el mensaje de hoy nos lo dice de forma clara, será una alegría indescriptible”, afirmó el siervo.

Fe y amor: la clave
“¿Cómo puedo superar todos estos pensamientos?”, preguntó el Obispo Basso. La respuesta dio lugar a otro punto destacado en la palabra. El vínculo entre la fe y el amor es la clave para que el retorno de Cristo produzca alegría en los corazones.
La promesa que nos dejó Cristo forma parte del amor de Dios para con la humanidad. Cuando podemos reconocer esto, sentimos gozo. Pero para lograrlo es indispensable colocar la fe.
“Quiero experimentar la compañía del Padre celestial, aunque no pueda verlo con ojos materiales. De esta forma nuestro amor a Él quedará manifestado a través de la fe. Si logramos ejercitarnos en esto, comenzaremos a vivir la alegría por el retorno de Cristo, hoy y aquí”, expresó el Obispo.

Parte de mi vida
Cuando conseguimos vincular nuestra fe al amor, entonces el retorno de Cristo ya no es algo que solo escuchamos, sino que forma parte de nuestra vida y anhelamos poder participar. “Es el comienzo de una vida feliz, seremos plenos, porque nos espera el amor infinito del Padre. Vivamos esa relación con Dios de una forma especial, para que un día podamos disfrutar del reino de los cielos. “¡Que nuestro Padre nos permita vivir ya hoy esa alegría!”.

GALERÍA