El abrazo del alma

Jueves 24/09/2020

El domingo 20 de septiembre de 2020 muchas comunidades en Misiones (Argentina) pudieron volver a abrir sus puertas para celebrar Servicios Divinos presenciales. Con la aplicación de un estricto protocolo sanitario y la colaboración de siervos, hermanos y hermanas, finalmente se concretó el ansiado regreso que llenó de gozo y paz a todos los corazones.


Una larga espera

“El último Servicio Divino del cual participamos fue el primer domingo de marzo. A partir de ese momento, debido a las restricciones por la pandemia, se suspendieron todas las actividades, comenzando así un extenso periodo de tiempo en el cual la comunicación con los hermanos solo podía ser a través de la tecnología”, relata un pastor de la comunidad Concepción de la Sierra.
En la provincia de Misiones la pandemia no se desarrolló con la misma intensidad que en otros sitios de Argentina e incluso países limítrofes. Esto posibilitó que las autoridades gubernamentales decidieran que ciertas actividades podían retomarse. Entre ellas estaban las reuniones en las iglesias. De esta manera, se estableció el protocolo sanitario que permitiera realizar Servicios Divinos presenciales. “La semana previa al reinicio contactamos a nuestros hermanos y hermanas para transmitirles la gran noticia”, cuenta un siervo del área. Todo era felicidad, volverían a encontrarse.

Un domingo diferente
“El despertador sonó más temprano. Era un domingo especial, distinto. En mi corazón estaban las palabras del Apóstol Mayor: cuando regresemos a la comunidad, queremos volver siendo mejores que antes…, era el momento de hacerlo”, expresa el Anciano de Distrito Gerardo Keller.
Para poder dejar todo listo, los siervos llegaron con bastante antelación a las comunidades. De esta forma, se respetaban todas las medidas sanitarias para el cuidado de la salud. Limpieza, orden, distanciamiento y mascarillas en todos los asistentes, eran algunas de las premisas a cumplir.

Expresiones compartidas
“El reencuentro fue una verdadera alegría. Se podían distinguir las sonrisas detrás de los barbijos. Todos llevamos a cumplimiento las indicaciones de los siervos. Y, aunque no pudimos estrecharnos las manos, nos abrazamos con el alma”, manifiesta Lucas, de la comunidad Concepción de la Sierra.
“Lo que siento es inexplicable. Lo primero que hice fue agradecer enormemente a Dios. No podía creer estar yendo a ocupar mi banco, eso me dio mucha alegría y paz, mi corazón latía muy fuerte”, cuenta Gladys, de Montecarlo.
“Después de mucho tiempo pudimos estar en la casa del Padre. Nos saludamos con el alma, estar en su casa es un tesoro de la gracia”, destaca Eva, de Eldorado KM 9.
“Tengo muchos sentimientos encontrados. Por un lado, oír la palabra del altar fue algo único, pero también extrañé a nuestros queridos abuelos. Estuvimos muy bien organizados y pudimos cumplir en buena forma el protocolo sanitario”, resalta Olga, también de la comunidad Eldorado KM 9.

Constante actualización
En este mismo sitio web podremos encontrar el listado de comunidades que realizan Servicios Divinos presenciales (sección: “Noticias COVID”). En todos estos casos, los mismos tienen lugar de acuerdo a las disposiciones y protocolos sanitarios habilitados a nivel nacional y local.

Para conocer las iglesias habilitadas, con días y horarios de realización, los invitamos a hacer "click" en el siguiente enlace: Reapertura iglesias

GALERÍA
MÁS NOTICIAS

Reapertura de comunidades

Martes 13/10/2020

El abrazo del alma

Jueves 24/09/2020

“Personal e intransferible”

Martes 11/08/2020

Reapertura de iglesias en Uruguay

Viernes 24/07/2020
VER TODAS