Otra jornada, todos juntos

Sábado 16/03/2019

Para los jóvenes en Uruguay lo que el viernes comenzó con un Servicio Divino siguió el sábado 16 de marzo en una Jornada de juventud junto al Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider y sus acompañantes. Momentos inolvidables vividos en el predio La Caballada, en la ciudad de Colonia.


“Todavía no hemos encontrado una palabra para describir lo que estamos viviendo, porque gracias no alcanza”. Esto expresaban jóvenes provenientes de Brasil, que formaron parte del grupo de invitados que habían salido sorteados para participar. Como ellos, también hubo hermanos y hermanas de Chile y Argentina, que se sumaron a los más de 600 de Uruguay. Y esa frase parecía resumir el sentimiento reinante.
Desde temprano el predio estaba a pleno, todos listos para vivir el segundo día, al igual que el anterior, tan esperado. En las primeras horas uno recorría el amplio predio y se encontraba con variados personajes. Convivían en La Caballada un robot con un dinosaurio, soldados de la primera guerra mundial con gauchos uruguayos… Es que la primera actividad programada sería un desfile, agrupados los distritos por los respectivos Ancianos de Distrito de Uruguay.
Luego de la oración de inicio y como entrada en calor, bailaron algunas coreografías en el recinto principal. También se presentó un video hecho por los colaboradores y referentes de la juventud. Si uno prestaba atención, podía descubrir al Apóstol Herman Ernst, de Uruguay -que, dicho sea de paso, recibió el saludo de todos por su cumpleaños- en el ensayo de la coreografía. El video presentaba además la canción del evento: “Otra jornada, todos juntos, codo a codo...”, repetía el pegadizo estribillo.
Así se esperaba el arribo del Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider, que fue recibido a media mañana con gran alegría por todos los jóvenes, ya preparados para desfilar y proponer “un viaje en el tiempo”. Bajo la consigna “Dios se hizo presente…”, comenzaría el recorrido por las distintas épocas. Imágenes proyectadas en la pantalla del escenario y música acompañaban las representaciones.
El primero en entrar fue el dinosaurio: era el turno de representar a la creación y los tiempos de la prehistoria. Seguiría la edad antigua, con la historia de José, luego la edad media, que incluyó danzas y dramatizaciones, la edad moderna con un joven Lutero en Europa y Cristóbal Colón llegando a América, la época contemporánea, desde 1789 hasta el presente, segmento en el que entre otras cosas se recordó el nacimiento de la INA en 1863, y cerró este viaje una puesta en escena del futuro. ¿Cómo imaginamos el futuro?, era el disparador. “Ya los siervos nos anuncian que Jesús pronto vendrá”, decía en la pantalla y luego la palabra “Maranatha” ponía en el centro la esperanza de nuestra fe.
Luego cada grupo tuvo la oportunidad de tomarse una foto conjunta con el Apóstol Mayor, con quien un rato después se compartiría uno de los momentos más ansiados: la charla donde respondería algunas preguntas que los jóvenes habían preparado. En total fueron quince, sobre temas variados, abordadas con dedicación y acompañadas de claros ejemplos.
El día seguiría con un rico almuerzo (un párrafo aparte merece la gran cantidad de hermanos y hermanas que han colaborado antes, durante y después de la jornada en cada una de las tareas, sirviendo y atendiendo las necesidades de cada joven). Un momento especial fue cuando el Apóstol Mayor fue invitado a plantar un árbol en el predio: ¡todo un éxito! También hubo juegos por equipo, más música y coreografías.
No faltó nada, excepto una sola cosa: la lluvia con la que el pronóstico venía amenazando en los días previos. Porque un sol cálido y radiante reinó por fuera, en todo el predio, y por dentro en cada corazón.

GALERÍA
MÁS NOTICIAS

“Ei irmãozinho!”

Sábado 12/10/2019

Jornada de juventud en Taguatinga

Domingo 29/09/2019

Repartiendo y compartiendo alegrías

Domingo 22/09/2019

Servicio Divino para la juventud en Burzaco

Sábado 14/09/2019

¡Cristo vive en mí!

Sábado 07/09/2019

Pedir a Dios sabiduría

Sábado 10/08/2019
VER TODAS