Amor a Dios y al prójimo

Lunes 26/07/2021

Este domingo, el Servicio Divino por transmisión fue presidido por el Apóstol Gerardo Zanotti. Lo acompañó en el servir el Anciano de Distrito Marcelo Basso.


Para descargar el resumen en formato PDF, hacer clic en: Resumen

Aquí podrán acceder a los extractos en Audio y Video

Servicio Divino de palabra – 25 de julio de 2021

Amor a Dios y al prójimo

Texto bíblico: 1 Tesalonicenses 4:9: “Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros.”

Mensaje: Nos esforzamos por crecer en el amor.


"El amor que tenemos por nuestro Padre celestial y el prójimo, ¿lo sabemos de memoria o realmente lo hemos aprendido?”. La pregunta realizada por Apóstol Zanotti al inicio de la hora sería el punto de partida para la palabra de este Servicio Divino dominical. En este día, el Señor nos pediría nuevamente crecer en este don: el amor.

El amor a Dios y al prójimo, necesarios para la salvación
Por los tesalonicenses, el Apóstol Pablo tenía un afecto especial. Los conoce y les dice que no hace falta escribirles acerca del amor, pero sí les pide profundizar en este sentimiento (1 Tesalonicenses 4:10).
Esta palabra es también para nosotros hoy. Para lograr nuestra salvación, es indispensable el amor a Dios y al prójimo. “Debemos crecer en el amor de Cristo”, aconsejó el Apóstol.
Sin embargo, no se trata de hacerlo por obligación, como si fuera un mandato. Dios ha colocado el don del Espíritu Santo en nuestra alma y ya en ese instante brindó las condiciones para que su amor pueda ser desarrollado. “No se trata de copiar a Jesús, porque si lo hacemos así, un día se va a borrar. Pero si lo entendemos y lo hacemos propio, será diferente”, manifestó el siervo.

El Espíritu Santo nos enseña a realizar obras de amor
Puede suceder que a nuestra mente lleguen varios tipos de pensamientos. A menudo también se presentan luchas y circunstancias. Entonces el Espíritu Santo llega a nuestra alma, nos trae paz y amor a Dios.
“Sin embargo, no podemos decir que amamos al Padre celestial y no al prójimo. Tampoco podemos hacerlo por obligación. Se trata de que podamos permitir que el don del Espíritu Divino genere en cada uno de nosotros el amor de Dios, porque esto es un sello distintivo. Si tenemos amor por el otro, entonces seremos discípulos del Señor”, expresó el Apóstol.
El amor fraternal es para cada uno de nosotros una buena medida de la madurez del alma, que crece a imagen y semejanza de Jesucristo.

Las obras del amor al prójimo
Amamos a nuestro prójimo cuando podemos aceptarlo tal como es. “A veces queremos hacerle algunas modificaciones para poder amarlo o perdonarlo mejor. Abandonemos esta actitud”, exhortó el siervo. Cuando amamos a nuestros hermanos y hermanas no necesitamos saber qué hicieron o dejaron de hacer, simplemente nos preocupamos por ellos, gracias a la naturaleza divina que mora en nuestros corazones.

Crecer en el amor de Cristo
“Debemos esforzarnos por crecer en el amor de Dios y Cristo”, subrayó el siervo en relación a este punto. Para ello debemos ser aún más tolerantes e interesarnos verdaderamente por el otro. Cuando lo llevamos a cabo “nos estamos haciendo bien a nosotros mismos y al que se siente amado”, concluyó. Queremos llevar adelante esta tarea cada día. Lo podremos conseguir siempre y cuando estemos vinculados a la palabra, “no de memoria, sino tratando de entenderla colocando el corazón”, sintetizaba el Apóstol Zanotti sobre el final de la hora.

GALERÍA
MÁS NOTICIAS

“¡Siempre estar!”: Nuestras comunidades

Miércoles 22/09/2021

Oración por la Paz

Martes 21/09/2021

Conectados 2021 – Tercera edición

Martes 21/09/2021

Confesar a Jesucristo

Lunes 20/09/2021

Día de agradecimiento 2021

Jueves 16/09/2021

“¡Ahora es un hecho!”

Jueves 16/09/2021
VER TODAS