Bajo la voluntad de Dios, sin desmayar en la fe

Domingo 12/01/2020

El fin de semana del 11 y 12 de enero el Apóstol de Distrito Minio compartió con los hermanos y hermanas de Bolivia una reunión para portadores de ministerio y dos Servicios Divinos en las iglesias San Carlos y 30 de marzo (Santa Cruz de la Sierra). Acompañaron la actividad el Anciano de Distrito Freddy Mercado y el Primer Pastor Juan Gauna.


En la comunidad San Carlos pudieron congregarse 60 fieles bajo el servir del Apóstol de Distrito Enrique Minio. El Servicio Divino comenzó a las 19 horas del sábado 11 de enero.

¿Qué buscamos?
El texto bíblico desarrollado fue Juan 12: 12-13: “El siguiente día, grandes multitudes que habían venido a la fiesta, al oír que Jesús venía a Jerusalén, tomaron ramas de palmera y salieron a recibirle, y clamaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!”.
Cuando Jesús llegó a Jerusalén, había realizado algunos milagros y ya todos lo conocían. Salieron a recibirlo alabándolo. Estaban esperándolo pero para que los libertara del imperio romano. Sin embargo, lo que Él quería era darles bienestar espiritual, paz en el corazón; venía a liberarlos de la opresión del mayor enemigo de la humanidad, que es el maligno. No venía a reconstruir el reino y el templo de David sino a traerles el nuevo templo, que era la enseñanza del Evangelio.
Pocos lo entendieron. También hoy el camino que Dios nos traza este año, bajo el sentir de que Cristo nos hace libres, nos lleva a preguntarnos qué venimos a buscar a su Iglesia.

El camino para la bendición de Dios
Es bueno tener proyectos de vida, el tema es cuando los ponemos en el centro y desplazamos la promesa que Dios nos ha dado. Entonces empezamos a alejarnos de Dios y allí no nos puede ayudar en plenitud.
Dios va a bendecirnos y darnos lo necesario para que podamos alcanzar comunión eterna con Él. Nos va a ayudar y acompañar, pero tenemos que quedar en el camino de su bendición, que es el camino de su voluntad.
Si queremos ser libres en Cristo tenemos que buscar el camino de su voluntad y ahí las decisiones van a ser correctas. No es el camino de la mentira, del odio, del rencor, de la ira o de la envidia.
Jesús vino a liberarnos del mal, de la opresión que nos genera un sentimiento de mal para con el otro y no poder perdonar. Y a ayudarnos a reconstruir nuestro templo: tenemos que preguntarnos si en el corazón ha cambiado algo, si nuestro sentir se ha acercado a la imagen de Cristo.

Tres consejos
Recordamos que el Apóstol Mayor nos dio tres consejos para ser libres en Cristo:
-arrepentirnos: reconocer lo que no hicimos bien, responsabilizarnos, proponernos no volver a caer en eso.
-transitar el camino del perdón: a veces es muy difícil, pero tenemos que buscar la ayuda de Cristo. Perdonar no es olvidar, es poner límites pero comprender y rogar a Dios por el otro, para que Dios lo bendiga, para que pueda alcanzar salvación. El camino del perdón nos libera.
-tener dominio propio.

En 30 de Marzo
Dos meses atrás esta comunidad se había fusionado en conjunto con la comunidad del Plan 3000. Para la visita del Apóstol de Distrito pudieron reunirse 91 fieles.
En un día muy soleado, desde tempranas horas de la mañana había mucha expectativa. El coro de distrito estuvo presente y con alegría se pudieron oír dulces melodías que prepararon el sentir para recibir la palabra.
En esta oportunidad el Apóstol de Distrito basó su servir en la palabra de 2 Corintios 4:1. Sobre el mensaje de no desmayar en nuestra fe, la comunidad era exhortada a tomar a Cristo como modelo y vencedor, no bajando nuestros brazos cuando la fe recae a causa de nuestras luchas y circunstancias cotidianas.
En el marco de esta hora se celebró además la Santa Cena para los difuntos.

GALERÍA
MÁS NOTICIAS

Mensajes "en vivo y en directo"

Viernes 21/02/2020

La casa del Padre y un hogar

Domingo 16/02/2020

Ver, en lugar de ser visto

Viernes 14/02/2020

La preeminencia del amor

Domingo 09/02/2020

Viviendo la ley de Cristo

Domingo 02/02/2020

Con amor inalterable

Domingo 02/02/2020
VER TODAS