“Bonus track”: Virasoro y Oberá

Miércoles 03/04/2019

En el marco de la actividad realizada en la región mesopotámica de Argentina, el Apóstol de Distrito Minio también ha podido compartir Servicios Divinos en las iglesias Gobernador Virasoro (el 2 de abril) y Oberá (el miércoles 3). Reseñamos a continuación una síntesis de esta visita en las provincias de Corrientes y Misiones, respectivamente.


El Servicio Divino en Gobernador Virasoro , en la provincia de Corrientes, esta vez se realizó en un día no habitual, martes. Pero ello no impidió que la comunidad estuviera colmada. Ya en los días anteriores se había estado preparando y dos horas antes del inicio llegaron integrantes del coro de distrito para integrarse al coro de la comunidad. Algunos recorrieron más de 200 km para poder estar allí.
El servir se basó en la palabra de Lucas 12: 49-50: “Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido? De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla!”.
El fuego del cual habla el Señor es su Evangelio:
-Queremos decidirnos por Él, estar cerca de su calor y recibir su palabra.
-Ese fuego también nos ilumina: nos muestra valores y nos señala lo que debemos cambiar (como cuando entra la luz del sol en una casa que parece estar limpia y deja ver el polvo que antes no veíamos).
-Finalmente, el fuego del Evangelio nos purifica, va limpiando poco a poco el alma.
Si todos miramos a Cristo, si todos buscamos crecer a su imagen, entonces ya no hay conflictos, ni separaciones: ¡Él nos une!
En nuestro Bautismo y Confirmación, hemos prometido renunciar al diablo, a todo su obrar y sentir. Eso a veces nos cuesta. ¿Cuánto estamos haciendo en ese sentido? Es algo que debe reflejarse en nuestra conducta. Pensemos qué dejamos a nuestro prójimo, a nuestros hijos, a nuestra familia. ¿Dejamos calor, luz, alegría y comunión?
Luego pudieron compartir un sentir desde el altar el Anciano de Distrito Keller, el Evangelista de Distrito Zuk y el Primer Pastor Rodríguez. El encuentro culminó con el saludo cordial a cada uno de los 84 participantes congregados.

Iglesia Oberá:
Al día siguiente el Apóstol de Distrito Minio ofició en la iglesia Oberá, provincia de Misiones, donde pudieron reunirse 128 fieles.
Aquí leyó el texto de Génesis 32: 26: “Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices”. De este suceso queremos rescatar como primer punto que Jacob creyó en la promesa de bendición que le había hecho Dios. A su vez, Dios lo llamó a ser bendición para otros. Nosotros también hemos sido elegidos y llamados por Dios. Recibimos la promesa de una eternidad en gloria junto a Él. Algo inentendible para el intelecto y la razón. Cabe preguntarnos si aún creemos en esa promesa y si seguimos recibiendo con fe su palabra, de la que tomamos fuerza para seguir luchando, como lo hizo Jacob.
Otro aspecto importante es que la bendición de Dios no puede estar en cualquier parte. Si en determinadas situaciones elegimos la mentira, la violencia o la ira, sepamos que allí no estará su bendición. Si queremos ser benditos, debemos esforzarnos, confiar en Él y seguirle. Y también ser bendición para otros.
Colaboraron en el servir el Anciano de Distrito Keller, el Evangelista de Distrito Zuk, el Pastor Escudero (dirigente de la comunidad) y el Primer Pastor Pauluk.
Se vivió un momento especial cuando, en el instante previo a participar del perdón, el Apóstol de Distrito invitó a la comunidad a guardar un momento de silencio para cada uno reflexionar sobre lo que Dios está perdonando y aquello que debemos cambiar.

GALERÍA
MÁS NOTICIAS

Clase abierta: Los Sacramentos

Sábado 11/05/2019

“¡Nos quedamos!”

Sábado 04/05/2019

“Al que tuviere sed…”

Miércoles 01/05/2019

Un poco de historia en Belvedere-La Teja

Domingo 28/04/2019

En su casa y en nuestro corazón

Sábado 27/04/2019

Testigos de su manifestación

Domingo 21/04/2019
VER TODAS