No dejemos de dar testimonio del Evangelio

Lunes 25/09/2023

Este domingo, el Servicio Divino de palabra fue realizado por el Obispo Juan Carlos Aloy. Estuvo acompañado en el servir por el dirigente de distrito Pedro Ramis.


Podemos acceder a un extracto de la palabra haciendo clic en:
Resumen

O también tenemos la posibilidad de revivir el Servicio Divino en estos dos formatos:
Video
Audio

Servicio Divino de palabra – 24 de septiembre de 2023

Tema: El Sermón del Monte

Mensaje: No dejemos de dar testimonio del Evangelio.

Texto bíblico: Mateo 5:13: “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres”.

La sal es un componente esencial para la vida. La necesitan los animales y los seres humanos para conservar los alimentos. También es utilizada para sazonar las comidas. En el Sermón del Monte, Cristo llama “sal de la tierra” a sus discípulos. Esta imagen representa el Evangelio de Jesucristo.

Para poder ser esta “sal de la tierra”, el Evangelio debe ser un componente esencial en nuestro ser. Cuando podemos lograrlo, influye en nuestro comportamiento y decisiones.

Algunos componentes esenciales del Evangelio de Cristo son:
-El amor a Dios y al prójimo.
-El temor a Dios y la obediencia a Él.
-La confianza y la esperanza en Él y en su promesa.
Este fue el Evangelio que los discípulos de Jesucristo llevaron a cada lugar que visitaron. “Así como Cristo eligió en su momento a los Apóstoles, hoy nos llama a nosotros a ser sus discípulos. Para ello no es necesario portar un ministerio, cualquiera puede hacerlo”, aseguro el Obispo.

Vosotros sois la sal
Tal como lo hicieron los primeros Apóstoles, ahora nosotros queremos brindar nuestro aporte al bienestar de la comunidad. A través del seguimiento y con nuestros actos mostramos que Cristo y su Evangelio están presentes en nuestro corazón. “Debe ser parte de nuestra vida”, señaló el siervo.
De esta forma, buscamos ser un ejemplo. También incentivamos y ayudamos a los que nos rodean para que puedan sobrellevar situaciones tristes y sin esperanza. Como seguidores de Cristo, guardamos las promesas de Dios y las compartimos con el prójimo.

Cuando ya no sirve para sazonar
Debemos velar para que nuestro compromiso y entusiasmo por el Evangelio no disminuyan. Miremos sobre nuestros pensamientos y sentimientos -aconsejó el Obispo- porque la confianza y obediencia podrían debilitarse. Si esto sucediese, dirijámonos a la casa de Dios. Allí recibimos nuevas fuerzas y gracia por medio de la palabra y el Sacramento.
La comunión con nuestros hermanos y hermanas es también otra fuente de fortaleza. Rodearnos de aquellos que llevan el mismo sentir que Cristo, nos ayuda a recuperar la capacidad y el deseo de servir a otros.

GALERÍA
MÁS NOTICIAS

Seegundo domingo de Adviento | La salvación se manifiesta

Domingo 10/12/2023

Servicio Divino de entresemana

Miércoles 06/12/2023

Dios mantiene sus promesas

Lunes 04/12/2023

Navidad está a la puerta

Sábado 02/12/2023

Seguir a Jesús

Viernes 01/12/2023

Visita de Apóstol en Paraguay

Jueves 30/11/2023
VER TODAS