CUIDADO PASTORAL

Mayores

Cada grupo etario en la comunidad recibe ofrecimientos especiales. Nuestros mayores son regularmente invitados a participar en eventos especialmente dirigidos a ellos, como por ejemplo:

  • “Té con abuelos” (una merienda junto a los niños y jóvenes y la comunidad toda, en el que se intercambian recuerdos, anécdotas y experiencias de fe en un cálido ambiente)
  • Servicios Divinos para la tercera edad.
  • Participación en los coros, sumándose al marco musical en nuestras iglesias.

Nuestros mayores son llamados a dar testimonio de la potencia de Cristo. Su tarea consiste ante todo en:

  • Alabar a Dios, hablando sobre lo que él ha hecho en ellos.
  • Confesar la victoria de Cristo. Su experiencia les ha enseñado a confiar en Cristo. Su calma en las dificultades es una bendición para la comunidad.
  • Hacer presente a los demás el efecto de la bendición divina. Dios bendijo la fidelidad de Caleb, dándole con 85 años la fuerza para derrotar a sus enemigos (Jos. 14:11). ¡Qué hermoso es ver que nuestros mayores, a pesar de su edad, todavía están en condiciones para pelear la buena batalla de la fe, cuestionarse a sí mismos y lograr victorias sobre sí mismos!
  • Dar testimonio de la gracia que Jesús les concedió al perdonar ellos a su prójimo.

Pensamientos del Apóstol Mayor (Pensamientos Guías Especiales 2/17)